Los nuevos impuestos de la lotería de Navidad eliminan el fraude

SORTEO DE NAVIDAD

16/12/2013
La lotería de Navidad está a la vuelta de la esquina, y hay que saber este sorteo no es exactamente igual que todos los anteriores. Estamos hablando del nuevo impuesto al premio superior a 2.500 euros, gracias al cual las arcas públicas se llenarán, aspecto que, excepto a los ganadores de los premios, nos beneficia a todos. Pero también hay que tener algo muy en cuenta: Los fraudes fiscales disminuirán claramente, ya que no le será tan rentable a aquel que quiera hacer trampas con el fisco aprovechándose de este vacío que dejaba la lotería cada año. A partir de este año, en el sorteo de lotería de Navidad, así como en todos los sorteos y loterías que se han celebrado durante este 2013, los premios superiores a los 2.500 euros -entre los que entran los cinco primeros de Navidad- llevarán consigo un impuesto del 20% del total menos esos 2.500. Con lo que, por ejemplo, un billete con el cuarto premio de la lotería, que tradicionalmente se llevaría a casa 20.000 euros, a partir de este año tributará 3.500 euros (el 20% de 17.500, ya que los primeros 2.500 no se cuentan). A sorteos de lotería como la ONCE o La Cruz Roja, que siempre han estado exentos de impuestos, también se les ha aplicado este 'Impuesto de la solidaridad' durante el curso de 2013. Este término fue acuñado por el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) hace ahora más de un año, debido a "la situación que se está viviendo en España". Cuando la lotería de Navidad se acerca, pasan por la cabeza de los españoles multitud de opciones y debates internos que muchos llamarían fantasía. Desde cuál será su terminación favorita para este año -ya que aunque se compren muchos números, siempre habrá uno del que se haya comprado más o que simplemente será el preferido- porque se haya soñado con ella o por simple iluminación divina, hasta qué administración será la elegida para comprar el volumen de billetes o qué lugares se podrán visitar hasta el día 22 para poder comprar unos boletos y así ampliar el abanico. Incluso muchos de nosotros, a los que de momento podrán llamar ilusos, crédulos o ingenuos, haremos todo tipo de planes y proyectos de futuro con el dinero que supuestamente se va a ganar, entre los que entran todo tipo de caprichos, tapar agujeros o estadísticas entre la rentabilidad que le aportará en un lugar o en otro. Pero este año aquellos que tienen la lotería como una herramienta para blanquear esos beneficios que no han entrado precisamente por vía legal, deberán pensarselo más de dos veces, ya que el impuesto del 20% que entra en vigor por primera vez este año, hará que sus trampas sean infinitamente menos rentables.