El CF Gandia insta a sus jugadores a cobrar con la lotería de Navidad


30/11/2012

El Gandia sigue dando que hablar por su pésima situación económica. El último capítulo es la nueva fórmula para que los jugadores cobren sus mensualidades, atrasadas y presentes. Como todos los clubs, el conjunto blanquiazul recurre a la loteria Navidad para sacar un dinero extra con el que afrontar sus gastos.
La novedad es que el Gandia ha instado a sus jugadores a que cobren con la venta de las papeletas, consiguendo así el doble efecto de primar una mayor colaboración de estos con la entidad, y acelerar al mismo tiempo el pago de sus nóminas.
En otras circunstancias la petición no habría causado extrañeza, pero llueve sobre mojado y la inquietud se instala en la plantilla porque ya están cobrando con retraso y las previsiones no son muy alagüeñas.
Además, esta misma semana se ha vuelto a producir un hecho especialmente desmotivante para los entrenadores de la base. El lunes recibieron los pagos de octubre, pero sólo pudieron retirar el dinero los primeros en acudir a la entidad bancaria correspondiente.
No es la primera vez que esto ocurre: la temporada pasada, por ejemplo, a Burguera le quedó una mensalidad pendiente más que al resto de sus compañeros por acudir el último al banco; esta temporada el camino no parece diferente y el caso de la lotería y los entrenadores no hace sino sumarse a otras cuestiones que hacen temer lo peor.
En la directiva ya comienza a pasar factura el desgaste ante tantos problemas: «no salimos de una y entramos en otra», han llegado a comentar algunos dirigentes; y lo cierto es que la mayoría de las deudas se acumulan de años atrás.
Temas como el de Muiño, aplazado hasta septiembre próximo, tienen minada la moral de unos y otros. En el club ya saben que el recurso presentado les da algo de aire, pero mientras llega el juicio definitivo, el club tiene que hacer frente al pago de la indemnización al jugador, así que la gota que colmó el vaso del alcalde Torró sigue en pie.
Pagos pendientes
A todo ello cabe añadir los pagos pendientes de otras temporadas a la Seguridad Social y Hacienda, los acuerdos con ex jugadores y técnicos, y lo que es más grave, el acuerdo incumplido con la Federación sobre el pago de la deuda a la plantilla de la temporada pasada.
Con todo, la venta de lotería por parte de los futbolistas no deja de ser una muestra más de la bancarrota en la que vive instalado el club que preside Jesús Sendra.