El anuncio de la Lotería de Navidad de este año costará un 20% menos


19/10/2010
EUROPA PRESS - El tradicional anuncio del Sorteo de Navidad con el que cada año Loterías y Apuestas del Estado (LAE) da comienzo a las fiestas tampoco se ha salvado este año del efecto de la crisis económica y ha sufrido un 20 por ciento de recorte en su presupuesto. Este recorte se refiere tanto a la producción del 'spot' como a la partida destinada a comprar el espacio en los distintos medios, según ha explicado a Europa Press la directora creativa de la agencia publicitaria Ricardo Pérez Asociados, Lucía Pérez, que lleva cinco años encargándose del anuncio para Navidad de LAE. No obstante, el presupuesto es el único efecto de la crisis económica en el anuncio, que este año abandona el austero blanco y negro de otro años por el dorado del oro. "Es una forma de decir llega Navidad , aquí haz un paréntesis y ponte a creer que todo es posible a pesar de los problemas tengas porque esto es la Lotería de Navidad ", señala Pérez. La campaña de publicidad, que comenzará a emitirse el próximo 11 de noviembre, tiene precisamente ese objetivo: "transmitir la ilusión", por lo que en el anuncio se podrá ver a un amplia variedad de personajes de "cuentos de toda la vida" como el Gato con botas, Cenicienta o Alicia en el País de las Maravillas, que trasladen al espectador "a la infancia". Además, este año el personaje calvo que repartía suerte en algunos de los anuncios más populares de LAE se sustituye por Tiké, la diosa de la fortuna, que tras los personajes de cuento irrumpe en el anuncio para regar con oro a los más afortunados el día 22 de diciembre. El lema para el anuncio des este año es 'Sólo hace falta jugar, ¿Jugamos?'. "Es bastante diferente --a los anuncios de otros años--, es mucho más mágico", señala Pérez, quien señala que se trata de un 'spot' de estética cuidada y con claras referencias al mundo infantil. El anuncio se terminó de rodar la semana pasada en los alrededores de Barcelona y Manresa y actualmente está en fase de postproducción entre Madrid y Munich, donde se están introduciendo todos los efectos especiales que requiere un anuncio tan "mágico" como prometen sus creadores.