La probabilidad resalta la lotería del Niño frente a la de Navidad


04/01/2013

El día 6 de enero se celebra el Sorteo del Niño que precede al majestuoso Sorteo de Navidad de hará entonces dos semanas, que finalmente tampoco será para tanto (y no solo por el asentamiento de Euromillones y demás) ya que a en la mentalidad de un buen jugador ahora mismo no hay lugar para añoranzas: un premio pasado es un premio olvidado. Y, además y sobre todo, porque en el Sorteo del Niño es más fácil obtener ganancias con los porcentajes en la mano. [Especial: Lotería del Niño]

El cálculo es bien sencillo. En el Sorteo de Navidad existen 5.305 premios entre los que se gana algo (además de recuperar la inversión de los 20 euros del décimo) y hay 100.000 bolas: la probabilidad de sacar beneficio del Sorteo es del 5,305%. En el del Niño, hay 7.813 premios por encima de los reintegros y otras 100.000 bolas: la probabilidad de ganar es del 7,813%. Más de dos puntos porcentuales de diferencia entre cada sorteo.

Aparte, y esto le interesa a los jugadores más «amarrateguis», en el sorteo de Navidad solo existe el reintegro del primer premio (su último número) por lo que el porcentaje de que salga es del 10%. Si a este le sumas el 5,305% de ganar algo, te das cuenta de que perder dinero será lo más habitual (100% total - 15,305% de ganar y/o recuperar = 84,695% de perder).

En el caso del sorteo del Niño el margen se amplía de manera relevante. Además de ese reintegro hay otros dos reintegros especiales, por lo que no perder dinero es bastante más fácil, aun siendo también lo menos probable (100% total – 37,813% de ganar y/o recuperar = 62,187% de perder).